EL PODER DEL AGRADECIMIENTO

La energía del agradecimiento se parece mucho a la energía del amor. Tanto es así que si queremos cultivar la autoestima va a ser necesario pasar por el agradecimiento. A veces nos enfocamos tanto en lo que queremos y lo que deseamos, que no prestamos atención a todo lo que ya tenemos y os aseguro que la sensación, cuando lo haces, es muy diferente. Puedes sentirlo ahora mismo.

Piensa por un momento en algo que quieras conseguir, en cómo te hará sentir cuando lo consigas y en cómo te hace sentir lo que todavía te falta hasta conseguirlo. Seguramente es una sensación agridulce ya que por una parte está la proyección del deseo, pero por otra parte ahora mismo, en el presente, hay una cierta frustración o dolor o sensación de carencia.

Ahora, en cambio, piensa en algo que tengas en tu vida y que valores mucho. Piensa como te sientes al sentir que puedes disfrutar de eso y activa la gratitud. ¿Por qué aspecto de tu vida te sientes infinitamente agradecido? ¿Cómo es esta sensación de agradecimiento en el cuerpo?, ¿la sientes en el corazón? ¿te sientes expandida? ¿sientes la abundancia?

Uno de lo hábitos más potentes que podemos incorporar a nuestra vida es practicar el agradecimiento a diario. Consiste en dar gracias de corazón por aquello que ya tenemos en nuestra vida. Es interesante empezar por las cosas más pequeñas e insignificantes, aquellas que casi no alcanzamos a agradecer porque damos por supuesto, como por ejemplo agradecer al sol, que nos da calor y luz; agradecer a la tierra por sostenernos siempre; agradecer todo lo que funciona bien en el cuerpo, que son millones de cosas, y luego podemos agradecer si tenemos una casa bonita, una cama donde descansar, amigos del alma, hijos saludables o comida en la mesa…

Agradecer también nos ayuda a mantenernos en el presente, a concentrarnos en lo que tenemos ahora y no en lo que vivimos en el pasado, ni lo que nos depara el futuro. Nos pone automáticamente en un nivel de vibración mayor donde sentimos plenitud, satisfacción y confianza.

Nuestros pensamientos crean nuestra realidad, y poder ver las cosas positivas que ya tenemos en nuestra vida, nos enfoca en la abundancia y no en la carencia. Gracias al agradecimiento atraemos cosas mejores cada día a nuestra vida, materializamos nuestros sueños y nos damos cuenta de que nuestra felicidad no depende de otros, que en el fondo todo depende de nuestra mirada.

También se ha demostrado que agradecer tiene muchos beneficios para la salud. Las personas que lo practican disminuyen sus niveles de estrés y mejoran la habilidad para gestionar momentos difíciles. Al reducir la producción de cortisol, la hormona del estrés, también mejora el sistema inmunológico. Hay estudios que han demostrado que cuando agradecemos hay cambios a nivel bioquímico, que se activan las mismas áreas del cerebro que con los sentimientos de asombro y admiración, se produce más dopamina, serotonina y mejora el humor.

Te aseguro que cuando agradeces, tu energía cambia y atraes a tu vida más alegría y más abundancia, pero lo más importante es que experimentes por ti misma los resultados de practicar agradecimiento en tu vida. Algunas veces en consulta, cuando las personas necesitan aprender a enfocarse en lo positivo, propongo esta tarea: escribir durante 21 días 10 cosas por las que estás agradecido. Hay personas a las que no les resulta nada fácil (no lo sabes hasta que te pones), pero en todos los casos los resultados son espectaculares.

¿Te animas a probarlo? Puedes empezar hoy mismo tu diario de gratitud con las 10 cosas por las que te sientes agradecida hoy.

Ni no sabes por dónde empezar, te dejo aquí algunas ideas por si te resuenan:
– Ser consciente a lo largo del día de todas las cosas que tienes y dar las gracias: Cada cosa, por pequeña que sea, y darse cuenta de que es un privilegio y de que eres afortunada por tenerla ya sean los muebles de la casa que te gustan por su belleza o utilidad, el coche, el móvil, el ordenador, la ropa, la comida, la ventana, un libro, un vaso, un boli… ¡cualquier cosa!
– Agradecer por cada parte de tu cuerpo que esté funcionando bien, por poder ver a las personas que amas y preciosos paisajes, por poder tocar y abrazar, por el sentido del gusto, por poder escuchar los sonidos que escuchas o tener conversaciones, bailar, cantar, pintar, correr, pensar….
– Agradecer a todas las personas que te han ayudado de algún modo. Sé agradecido por lo que sí son y no pongas el foco de atención en lo que no pueden darte, porque eso no lo puedes cambiar y seguramente no te hará sentir mejor porque no depende de ti.
– Párate a a sentir tu corazón lleno de amor y gratitud, sentir tu pecho expandido, tu sonrisa en la cara, conectar con esta emoción que te eleva y sentir que tu vida hoy es maravillosa.

Practicar el agradecimiento es clave para cultivar el amor, la felicidad y la abundancia. Y te deseo mucho de todo esto. Si quieres puedes empezar ahora mismo, compartiendo en los comentarios 5 cosas por las que estás agradecida ahora mismo… me encantará leerte.