LAS CUATRO PALABRAS MÁGICAS

Lo siento, perdóname, te amo, gracias ¡Qué importante poder decir estas palabras!

Lo siento, perdóname, te amo, gracias son las cuatro palabras mágicas para el Ho’oponopono, un antiguo método de sanación hawaiano que hoy me gustaría compartir contigo.

Las islas de Hawaii se encuentran en medio del agua, diseminadas en la inmensidad del océano Pacífico, que justamente significa tranquilo, sosegado, sin luchas ni discordias. No es de extrañar que los habitantes de estas tierras, que disfrutan de una naturaleza bellísima, rodeados de un mar cristalino y en relación directa con los elementos, estén en contacto con su naturaleza divina, vivan de acuerdo a la sabiduría de sus antepasados y a las leyes universales.

Los hawaianos practican el espíritu de Aloha, que es una filosofía de vida. Aloha es una expresión que tiene que ver con una forma amorosa de pensar, actuar y comportarse durante todo el tiempo y con todo el mundo. Aloha es una expresión de amor, que implica una conciencia de unidad, de ayuda mutua y que significa crecer y desarrollarse para alcanzar la armonía y ser felices juntos en una sociedad en paz.

Practicar el espíritu de Aloha implica poder transformar las diferencias en afinidades. Significa unir en lugar de separar, olvidar y perdonar cuando te sientes ofendido, aceptar y agradecer. Significa también dar y recibir energía positiva, compartir con alegría. Aloha es vivir practicando actos de amor y belleza conscientemente.

 

EL PODER SANADOR DE LAS PALABRAS

Siguiendo estas ideas, Ho’oponopono es un antiguo método de sanación hawaiano basado en el amor y el perdón a través del poder de las palabras y que se utiliza para alcanzar la paz interior y la armonía en las relaciones. Ho’oponopono te invita a tomar la plena responsabilidad de lo que se encuentra en tu realidad personal, familiar, laboral y comunitaria, de tal forma que al usarlo somos capaces de transformar todo lo que no se encuentra en armonía en nuestra vida cotidiana.

Como todo lo que es auténtico y verdadero, practicar el Ho’ponopono resulta sencillo. Consiste en pronunciar las llamadas cuatro palabras sanadoras en relación a una persona o situación que nos esté causando sufrimiento. Esas cuatro palabras son: “Lo siento, perdóname, te amo y gracias”.

Cuando estas palabras se pronuncian conscientemente, irradiando amor desde un corazón abierto, tienen un gran poder de sanción ya que tienen un significado muy profundo:

• Cuando dices “lo siento” significa que reconoces tu participación, que lamentas la situación creada y el sufrimiento causado.
• Cuando dices “perdóname” significa que te haces responsable de la parte de ti que ha creado el problema y pides a tu propia divinidad (alma, presencia divina o yo superior) que te perdone.
• Cuando dices “te amo”, significa que estas poniendo conscientemente energía de amor y sanación donde antes habías puesto energía de miedo/sufrimiento, que aceptas al otro como es y que renuncias a querer cambiarlo.
• Cuando dices “gracias” significa que estas agradecido porque vivir esta experiencia te permite crecer y que confiar en que todo será resuelto para el mayor bien de todos los implicados.

Para practicar Ho’oponopono debemos:
• Interiorizarnos: retirarnos a un lugar tranquilo y tomarnos el tiempo necesario para practicarlo de forma relajada, en silencio, sin distracciones ni interrupciones.
• Abrir el corazón: visualizar y sentir el corazón lleno de amor
• Pronunciar las palabras sanadoras con las manos en el corazón, irradiando todo el amor que seamos capaces. Cerrar los ojos y visualizar a la persona con quien queremos practicar y decirle mentalmente las cuatro palabras sanadoras tantas veces hasta que percibamos que algo en nuestro interior ha cambiado. Con sinceridad y mientras observamos, presentes, como evolucionan nuestras emociones.

 

*(Mucha de la información de este texto está extraída del libro “Ho’oponopono” de la Dra. Ma. Carmen Martínez Tomás publicado por Océano Ambar.)